Jueves, 29 de septiembre de 2005
Miren al poeta





El poeta no toma vino,

bebe parsimoniosamente la sangre de Cristo.



El poeta no come,

devora a la vida con pasi?n.



El poeta no fuma habanos,

hace se?ales de humo para otros pueblos.



El poeta no mira a las mujeres,

hace que ellas lo miren a ?l.



El poeta no tiene relaciones sexuales,

protege a la mujer con su cuerpo.



El poeta no regala flores,

prefiera verlas vivir naturalmente.



El poeta no camina,

avanza bailando tango.



El poeta no habla,

siempre est? recitando.



El poeta no duerme,

sue?a.



El poeta no tiene amigos,

se rodea de hermanos.



El poeta nunca est? encerrado,

es un escapista profesional.



El poeta no sabe obedecer,

es un obsesivo libertador.



El poeta no cree en el Cielo,

jura haberlo visto.



El poeta es un guerrero,

da la vida por la paz.



El poeta no escribe,

derrama su sangre.



El poeta no muere,

se va a vivir con Dios.


Pr?ncipe de Albanta











El hombre sin tiempo
( en todas sus acepciones )



?El Sistema hace desaparecer al tiempo, en tanto que es medida de vida, del hombre de todos los tiempos. As? se me ocurre, entonces, llamarlo Temporal: no ser? por siempre pero mientras est? no nos dejar? ver el sol?.





Con la espada de la angustia

intento matarlo con crueldad

porque me priva de pertenecer

y no me deja espacio para hacer.



Es mi enemigo en dos frentes:

absurdo el segmento que me ha dejado correr

y desgraciada la generosidad que me entrega sin dar,

?c?mo pienso en d?nde estoy sin tenerte para pensar?



Genocida de sue?os y quehaceres

te lo llevas todo al olvido de la nada.

Yo te desaf?o con mis letras

a permanecer a?n cuando logres que yo desaparezca.



Pr?ncipe de Albanta

www.reinodealbanta.com.ar
Publicado por PabloDeBiaggio @ 15:46  | Poemas Recibidos
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios